domingo, 18 de marzo de 2012

continuum…#18

Raymond Queneau, visajes...
conexiones
Terry Riley

Raymond Queneau reconoce haberse inspirado en la obra de Johan Sebastian Bach para escribir sus Ejercicios de estilo, 99 versiones del mismo hecho, una anécdota mínima. La idea le vino a la salida de un concierto en la sala Pleyel, donde había acudido con un amigo para escuchar el Arte de la Fuga, de Bach. “… sería muy interesante hacer algo de ese tipo en el plano literario (considerando la obra de Bach, no desde el ángulo del contrapunto y fuga, sino como construcción de una obra por medio de variaciones que proliferaran hasta el infinito en torno a un tema bastante nimio”...

James Joyce escribió su descomunal Ulysses para narrar lo sucedido en una sola jornada en la vida del protagonista en Dublín, más concretamente el 6 de junio de 1904…

… a menudo la originalidad del escritor (y del artista) no estriba tanto en su forma de escribir como en su forma de mirar el mundo, la vida, en su capacidad para relacionar cosas aparentemente inconexas…

… la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma (ley de conservación de la energía)…

… el ser humano es capaz de tolerar cierto grado de fealdad, especialmente cuando no está dentro de su hogar ni en el patio trasero de su casa…

… “En las primeras horas del día, la conciencia puede abarcar el mundo
como la mano oprime una piedra entibiada por el sol
(Preludium, Tomas Tranströmer)…

… chatroulotte es un chat aleatorio con posibilidad de utilizar una webcam. El azar, en forma de ruleta imaginaria, permite al usuario establecer contacto con otros internautas de cualquier lugar del mundo que estén conectados en ese mismo momento. Además, en la modalidad de cámara web conectada permite conocer físicamente al interlocutor. Si el usuario lo desea, puede filtrar el contenido de Chatroulette, dependiendo de si desea colgar y/o ver imágenes eróticas. Una parte importante de Chatroulette funciona como una red descontrolada y a nivel planetario de onanistas y exhibicionistas en plena sesión masturbatorio-festiva…

… los navegantes que deambulan por el continuum reciben el nombre de eternautas..

… en la novela Finnegans wake de James Joyce hay un momento en que aparece un borracho diciendo: "Three quarks for Musther Mark!" A falta de un nombre mejor, el científico norteamericano y premio Nobel de Física Murray Gell-Mann optó por llamar así, quarks, a esas partículas elementales que constituían los protones y los neutrones, tan extrañas que no se las podía relacionar con nada y se desconocían sus propiedades…

No hay comentarios:

Publicar un comentario